No creo en amores que residen en aguas estancadas

amor, agua, agua estancada, Palacio de los Córdova, Granada

No creo en amores de aguas estancadas

No creo en los amores que residen en aguas estancadas; el amor nace de la cumbre de nuestros anhelos y ha de sortear los rápidos del río, dibujar curvas en los valles y llegar hasta el surtidor de un jardín, donde los poetas escucharán su historia mientras lo llenan todo de vida con su sonido y el frescor que proporcionan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s